Eclipse 2027

El eclipse solar total del 2 de agosto de 2027

• La totalidad será visible en el sur de España, así como en los países del norte de África y Oriente Medio.

• El eclipse solar total de 2027 es la segunda totalidad más larga del siglo XXI.

• La duración máxima de la totalidad será de 6min 23seg y se puede observar en Egipto

• La franja de totalidad atravesará la costa sur de España así como Ceuta y Melilla en el continente africano

• En la Península Ibérica se verá una totalidad más larga a medida que nos dirigimos hacia el sur

• La totalidad durará más de 4,5 minutos en Tarifa en el sur de la Península así como en Ceuta y Melilla en el continente africano

• Aunque algunas ciudades como Málaga y Cádiz están ubicadas bastante lejos de la línea central, sin embargo, la duración de la totalidad es notable en esas áreas. (Unos dos minutos en Málaga y tres minutos en Cádiz)

• Este eclipse ocurre en España solo un año después del eclipse solar total de 2026 en una vasta zona de este país

• España será el único país europeo en recorrer la franja de totalidad

• Una vez más, las vacaciones de verano brindan una buena oportunidad para que los viajeros vengan y disfruten de este inspirador espectáculo celestial a lo largo de la costa sur de España

• La línea central del camino no cruzará el suelo de España pero aún se verán más de cuatro minutos de totalidad desde la costa sur

• Dado que este eclipse solar ocurre en verano, el cielo despejado es predecible en esta zona de España para observar el evento.

• No habrá más totalidad en Europa hasta 2053, en el que, una vez más, España será el único país europeo en observar la totalidad


La franja de totalidad del eclipse solar total del 2 de agosto de 2027


La franja de totalidad del eclipse solar total del 2 de agosto de 2027 dentro del territorio español

Lorem ipsum dolor sit amet, at mei dolore tritani repudiandae. In his nemore temporibus consequuntur, vim ad prima vivendum consetetur. Viderer feugiat at pro, mea aperiam

Tabla de tiempos del eclipse solar total del 2 de Agosto de 2027, en algunos puntos dentro de la franja de totalidad de la geografía española.
Este eclipse total solar es el más largo del resto del siglo, y desde la península la máxima duración la tiene Ceuta.
CiudadInicio del eclipse parcialInicio eclipse totalFin eclipse totalEclipse máximoFin eclipse parcialDuración total
Tarifa09:40:45.910:45:00.810:49:39.110:47:19.512:00:36.34m 38.4s
Paloma baja09:40:43.010:44:56.310:49:29.410:47:12.412:00:24.54m 33.0s
URB. Atlanterra09:40:40.610:44:53.210:49:20.508:47:06.412:00:14.44m 27.2s
Zahara de los atunes09:40:40.710:44:53.810:49:18.010:47:05.512:00:12.24m 24.1s
Barbate09:40:41.010:44:56.010:49:12.710:47:03.912:00:08.24m 16.8s
El Palmar09:40:35.810:44:49.110:48:56.410:46:52.411:59:49.94m 07.3s
Conil de la Frontera09:40:36.410:44:52.310:48:52.510:46:52.011:59:47.94m 00.2s
Cádiz09:40:38.010:45:17.410:48:10.910:46:43.811:59:27.22m 53.4s
Jerez de la frontera09:40:50.210:46:09.710:47:47.410:46:58.311:59:42.01m 37.7s
Algeciras09:40:56.110:45:19.810:49:45.910:47:32.412:00:50.44m 26.1s
Estepona09:41:18.410:46:11.210:49:48.710:47:59.612:01:18.73m 37.5s
Torre del mar09:42:13.310:48:31.810:50:09.910:49:20.612:03:00.51m 38.2s
Málaga09:41:59.010:48:02.310:49:52.310:48:57.012:02:28.51m 50.0s
Nerja09:42:23.310:48:51.710:50:22.910:49:37.012:03:22.81m 31.2s
Marbella09:41:32.310:46:42.010:49:59.010:48:20.212:01:44.73m 17.1s
Fuengirola09:41:44.010:47:05.010:50:13.810:48:39.012:02:09.93m 08.8s
Ceuta09:40:52.910:45:13.210:50:01.310:47:36.812:01:05.14m 48.2s
Melilla09:42:17.410:48:05.810:52:39.310:50:22.112:05:14.14m 33.5s

Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error sit voluptatem accusantium doloremque laudantium, totam rem aperiam, eaque ipsa quae ab illo inventore veritatis et quasi architecto beatae vitae dicta sunt explicabo. Nemo enim ipsam voluptatem quia voluptas sit aspernatur aut odit.

Los eclipses vienen y van, pero cada uno tiene su propia experiencia especial que luego puede ser rescatada de la memoria, en conversación o en contemplación. El eclipse total de 2026 encaja cómodamente en ese género, ofreciendo abundantes oportunidades, desde exóticos paisajes helados en el Ártico de Groenlandia, dramas volcánicos en Islandia, hasta castillos subtropicales en España.

Este eclipse total nace y crece en las nubes, pero felizmente llega al final de sus horas en un clima soleado y prometedor en la península ibérica. Dos tercios de la trayectoria de la sombra de la Luna caen sobre el agua y, con solo echar un vistazo casual a la Figura 1, se puede ver que los lugares de observación desde barcos enfrentarán el desafío de encontrar un buen clima. En su lugar, los mejores sitios de observación están en tierra o cerca de la costa, y de estos, la península Ibérica y las islas baleares son los más prometedores.

Figura 1: Estimaciones de cobertura de nubes derivadas de satélites polares para agosto basadas en observaciones recopiladas entre 2001 y 2021. Datos: CM SAF/EUMETSAT.

Clima del Alto Ártico

El eclipse total de 2026 tendrá lugar en una remota región del Ártico ruso, con altas probabilidades de nubosidad en agosto. La zona carece de observaciones meteorológicas locales, pero datos de una estación cercana en Dikson indican un clima frío y poco soleado. A pesar de su belleza natural, es un lugar desafiante para presenciar el eclipse.

Groenlandia

La trayectoria del eclipse de 2026 atraviesa una región ártica con alta nubosidad, incluyendo el Polo Norte, antes de llegar a Groenlandia. En Groenlandia, la nubosidad disminuye, especialmente en Scoresby Sund. Datos satelitales y climatológicos sugieren que esta zona ofrece buenas probabilidades de visibilidad para el eclipse. Sin embargo, las ubicaciones pobladas más cercanas, como Ittoqqortoormiit, están fuera del centro de la trayectoria de la sombra. Nord Station, un puesto militar e investigativo, es una de las ubicaciones terrestres más adecuadas, pero llegar allí implica un viaje aventurero, generalmente en barco desde Ittoqqortoormiit, tras vuelos desde Islandia.

Islandia

Islandia, con su paisaje impresionante de volcanes, glaciares y auroras, es conocida por su alta nubosidad y frecuentes precipitaciones debido a su ubicación en la trayectoria de tormentas del Atlántico Norte. Sin embargo, la isla es ligeramente más soleada que las aguas circundantes. La cobertura de nubes en tierra es más convectiva, lo que significa que se rompen más fácilmente debido al terreno y al calentamiento diurno. El viento juega un papel importante en la distribución de nubes, acumulándolas en el lado a barlovento y despejando los cielos a sotavento de la isla.


Las penínsulas occidentales, como Westfjords, Snaefellsness y Reykjanes, son sensibles a las nubes convectivas, lo que las hace ideales para la observación del eclipse en días soleados. Reykjavik y otras áreas en la costa con vistas al mar también son buenas opciones. Aunque los cielos completamente nublados son raros en Islandia, encontrar un lugar con buenas condiciones puede ser un desafío, por lo que seguir los pronósticos en los días previos al eclipse es crucial. En agosto, el sol brilla alrededor del 32% de las horas diurnas en Reykjavik, con temperaturas frescas, pero con tendencias de calentamiento global.

El océano Atlántico Norte

A medida que la trayectoria se desplaza hacia el sur desde Irlanda, ingresa en una cresta de alta presión llamada la subtropical Alta de las Azores, lo que reduce gradualmente la cobertura de nubes de aproximadamente 85% a 60% cerca de la costa de España. En agosto, a pesar de sistemas de baja presión con nubes extensas en el Atlántico Norte, siempre hay áreas con cielo despejado, a veces de gran tamaño.

Iberia y las Islas Baleares

El clima estival de España (y una parte muy pequeña de Portugal) es dominado por el sol, con un porcentaje de sol posible en agosto (el porcentaje de horas soleadas entre el amanecer y el atardecer) que generalmente se encuentra en el rango del 70 por ciento a lo largo de la mayor parte de la trayectoria del eclipse (Tabla 2). No es una nubosidad uniformemente distribuida, ya que ciertas partes del país son más propensas a la formación de nubes que otras. Los viajeros del eclipse encontrarán un considerable valor en prestar atención a las particularidades de la climatología y topografía de España en conjunto.

Tabla 1: Observaciones climáticas en superficie para sitios en España. * = cae dentro de la sombra umbral del eclipse.

Observar el eclipse en España se complica debido al bajo ángulo del sol, con solo 10 grados de elevación en la costa norte y apenas 4 grados sobre el horizonte en el Mar de las Baleares durante la totalidad. La vista hacia el Sol debe estar despejada en el horizonte, sin importar lo que pueda estar presente en el resto del cielo. En las partes posteriores de la trayectoria del eclipse, se debe tener cuidado de evitar colinas a lo largo del horizonte o un bosque ubicado desafortunadamente.


Figura 5: Mapa topográfico de España con el contorno de la trayectoria del eclipse.

La Península Ibérica tiene una topografía accidentada que está definida a lo largo de la trayectoria del eclipse por tres cordilleras montañosas, dos mesetas centrales elevadas, un valle fluvial y dos llanuras costeras (Figura 5). Al norte, la Cordillera Cantábrica bloquea la humedad procedente de la Bahía de Vizcaya, reteniéndola contra las tierras bajas costeras y evitando su intrusión en la parte central de la península. Hay brechas en la barrera, principalmente en el lado norte de la línea central, entre Bilbao y Burgos, pero incluso allí, la invasión de humedad generalmente se ve ralentizada por las alturas de 1000 metros al noreste de Burgos.

Figura 6: Vista de las montañas boscosas del Sistema Central, al norte de Madrid.

En el centro de España, la trayectoria del eclipse se adentra en un paisaje mucho más complicado. Al norte de la línea central, la sombra cae principalmente en las tierras bajas de la Cuenca del Ebro. Al sur, cruza la Meseta Central (Figura 7), una meseta elevada de 600 a 700 metros que está dividida en una parte norte y una parte sur por la Sierra de Guadarrama, una cadena montañosa al norte de Madrid. La Sierra se encuentra generalmente a unos 1000 metros más alta que la Meseta, pero alcanza los 2400 metros sobre el nivel del mar en su punto más alto.


El Sistema Ibérico comienza al sureste de Burgos y se curva hacia el sur, primero en el lado norte de la línea central, pero luego se extiende por casi todo el lado sur de la trayectoria a medida que se acerca a la costa mediterránea. Es una colección caprichosa de al menos siete cadenas y masas montañosas más pequeñas, separando la Meseta de la Cuenca del Ebro en el norte y de la costa mediterránea en el este. Las cumbres en el Ibérico son modestas, alcanzando alrededor de 2300 metros.

Figura 7: Las llanuras de la Meseta Central cerca de Lerma el 17 de agosto de 2022.

Nubes y clima en España

Toda esta topografía montañosa tiene un impacto en la climatología de nubes de la Península Ibérica. En la Figura 8, vemos los contornos generales del terreno reflejados en los patrones de nubes (comparar con la Figura 5). Los tonos amarillos de nubes altas se encuentran principalmente sobre el terreno elevado, mientras que los tonos azules se extienden por las bajas altitudes de las cuencas de la Meseta y el Valle del Ebro. Las diferencias en la cantidad de nubes son relativamente pequeñas una vez que la trayectoria ha cruzado la Cordillera Cantábrica, especialmente a lo largo de la línea central, que se desplaza entre regiones de buen y mal tiempo, pero siempre se mantiene alrededor del 35 por ciento.

Las cadenas montañosas obligan al aire a ascender, lo que lo enfría y condensa en nubes. En España, las montañas están cubiertas de bosques oscuros que absorben la luz solar, se calientan rápidamente bajo el sol del verano y dan lugar a nubes convectivas siempre que la atmósfera sea lo suficientemente inestable. La ubicación de estos bosques de bajo albedo se puede ver en la Figura 9, que también muestra nubes convectivas comenzando a desarrollarse sobre algunas de las regiones más oscuras.

Figura 8: Cobertura de nubes promedio en agosto, medida a partir de satélites en órbita polar entre 2002 y 2020. Datos: CM SAF/EUMETSAT.
Figura 9: Imagen satelital de cielo despejado que muestra el albedo en toda España, tomada desde el satélite polar Aqua. Se observa la formación de nubes en el Sistema Ibérico y la Sierra de Guadarrama. Ten en cuenta las nubes de convección que están comenzando a formarse en las montañas al norte de Madrid y sobre el Sistema Ibérico. Imagen: NASA.

En la Figura 8, vemos que la costa norte a lo largo de la Bahía de Vizcaya no es un destino acogedor para ver el eclipse. Los datos cuentan la historia: las cantidades de nubes medidas por satélite son universalmente cercanas al 60 por ciento (Gráfico 2, arriba y en el centro), y los porcentajes de sol posible (Tabla 2) para Oviedo, Bilbao y A Coruña son los más bajos de la trayectoria.

Límite norte, eje central y límite sur de la trayectoria umbral. Estos datos se extrajeron del mapa de la Figura 7. Datos: NASA.

Las Cordilleras Cantábricas son más altas en el lado sur de la trayectoria y a lo largo de la línea central del eclipse, pero se desvanecen hacia el límite norte, permitiendo que las nubes y el clima atlántico se adentren más tierra adentro, hasta Logroño, Pamplona y casi hasta Burgos. La topografía montañosa se refleja en las diferencias entre la nubosidad en el lado norte y en la línea central en el Gráfico 2: hay una transición abrupta de nublado a soleado en las trazas a lo largo de la línea central (gráfico del medio), pero una transición más gradual a lo largo del límite norte (gráfico superior), donde las altitudes más bajas permiten que la humedad penetre tierra adentro.

Las nubes en la costa norte provienen de diversas fuentes. En su mayoría, son acumulaciones de estratos y estratocúmulos impulsadas hacia las laderas de las montañas por los vientos del norte. Ocasionalmente, los frentes fríos se adentran tierra adentro desde la Bahía de Vizcaya, deteniéndose en la Cordillera antes de derramarse sobre las cumbres y las Mesetas. Las nubes convectivas, incluyendo grandes tormentas, se forman en días soleados pero inestables (generalmente detrás de un frente frío), esparciendo niveles superiores de la atmósfera con escombros nubosos. Además de las nubes, la exposición a un océano frío trae temperaturas que promedian varios grados más bajos que el resto de la trayectoria del eclipse ibérica y la lluvia ocurre de dos a cuatro veces más a menudo en el mes.

El examen de imágenes de satélite desde 2001 hasta 2022 revela que el eclipse habría sido fácilmente visible en solo 10 de los 12 de agosto a lo largo de la costa norte; el eclipse no se habría visto en 9 de los días. El resto era incierto, dependiendo de circunstancias locales precisas.

Una vez que la trayectoria del eclipse cruza la Cordillera Cantábrica, adopta una personalidad de Jeckyl y Hyde. Dondequiera que la trayectoria cruce terreno boscoso, el nivel de nubosidad aumenta; en las partes más planas y bajas, disminuye. En la Figura 8, las nubes sobre el Sistema Ibérico son visibles como una banda amarilla pálida desde Logroño hasta la costa al norte de Valencia. Aproximadamente a la mitad del camino, un dedo de nubes más altas se extiende hacia el suroeste desde Soria hasta casi Pladencia, pasando al norte de Madrid. Este dedo marca la influencia de la Sierra de Guadarrama y es más notable en la figura inferior del Gráfico 2, donde impone una “penalización” de aproximadamente seis por ciento en la nubosidad mensual promedio. Los madrileños, habitantes de Madrid, utilizan las alturas de la Sierra de Guadarrama para escapar del calor del verano de la ciudad o disfrutar de un picnic, pero requerirá cierta exploración encontrar una vista conveniente para el eclipse desde las montañas, ya que están densamente arboladas y solo miran al bajo sol de la tarde en su lado norte.

León, Burgos y Valladolid son tres destinos prominentes en la cuenca norte de la Meseta Central y muestran cantidades de sol promedio en agosto del 68 al 78 por ciento en las estadísticas de la Tabla 2. Las imágenes diarias de satélite desde 2001 sugieren un eclipse fácilmente visible en 17 de los 21 días. En la cuenca sur, Madrid, Cuenca y Guadalajara se encuentran en la zona más soleada.

Quizás la región más compleja para ver el eclipse se encuentra en las diversas cadenas montañosas del Sistema Ibérico. El paisaje ofrece vistas espectaculares hacia el sol poniente, pero el mapa de cobertura de nubes en la Figura 8 sugiere cierta precaución, especialmente con una altitud solar tan baja en el momento del eclipse. Los colores en la Figura 8 parecen prometer perspectivas sombrías para las montañas, pero las mediciones reales oscilan entre el 35 y el 45 por ciento en el área entre Soria y Logroño, números bastante decentes. Las mediciones en superficie de la luz solar en agosto muestran un promedio del 67 por ciento de horas soleadas en Logroño y el 73 por ciento en Soria. La diferencia en la cobertura de nubes entre los mejores y peores lugares en el centro de España no es muy grande, generalmente menos del 10 por ciento.

Algunas de las mejores perspectivas de nubes se encuentran en la llanura de inundación del río Ebro, alrededor de Huesca y Zaragoza. La cobertura de nubes en agosto es escasa aquí: Zaragoza tiene el mayor porcentaje de sol posible (Tabla 2) en la región. La parte central de esta región disfruta de una climatología de nubes que desciende por debajo del 30 por ciento, aproximadamente tan favorable como en las Mesetas centrales, siempre que el observador evite la costa cerca de Tarragona. El campo entre Zaragoza y Huesca lleva una vida encantada en las imágenes de satélite, ya que la región a menudo está despejada de nubes cuando todo a su alrededor está sufriendo. El examen de imágenes diarias revela que un sitio en Zaragoza habría tenido una vista fácil del eclipse en 18 de 21 años. Aunque hay una penalización en duración y elevación del eclipse, esta región será un lugar atractivo para esperar la totalidad y un eclipse de baja altitud fascinante.

A medida que la trayectoria del eclipse se acerca al Mar de las Baleares, cruza una baja cordillera de colinas y desciende a las llanuras costeras. Aquí, las nubes suelen ser convectivas, alimentadas por un suministro cercano de humedad marina. La humedad que se mueve tierra adentro pronto choca con las fortificaciones orientales del Sistema Ibérico, donde la topografía en ascenso promueve la formación de nubes.

La cobertura de nubes en las Islas Baleares es menor en las costas, especialmente en el lado oeste, que mira hacia el sol poniente. El terreno interior más elevado a menudo está salpicado de nubes cúmulos por la tarde, pero las brisas frescas en la costa las suprimen a unos pocos kilómetros tierra adentro. Para una vista tan baja hacia el sol, los cielos deben estar muy despejados, una condición que no es particularmente confiable. Por supuesto, la recompensa es un eclipse espectacular, justo en el horizonte, probablemente con un disco solar en forma de balón de fútbol americano y una corona teñida de rojo a solo 2.5 grados sobre el horizonte. Si funciona, te irás a casa con una foto de por vida. Las imágenes de satélite anteriores sugieren que tendrás aproximadamente un 75 por ciento de posibilidades de éxito.

Sistemas meteorológicos

La trayectoria del eclipse cruza España entre las latitudes 44 y 39, y, por lo tanto, se ve afectada por altas y bajas latitudes medias transitorias junto con sus frentes fríos y cálidos asociados. Estos sistemas pierden parte de su intensidad al cruzar barreras montañosas, especialmente cuando se acercan desde el noroeste, pero en su mayor parte, las nubes de nivel medio y alto navegan sobre las montañas sin mucho impedimento. Una vez sobre la península, estos sistemas promueven el desarrollo de nubes convectivas. Los cielos completamente nublados son raros en tales circunstancias, pero la baja altitud del Sol en el momento del eclipse hace que incluso las nubes delgadas sean importantes.

Sobre las Mesetas, a menudo se forman nubes convectivas durante la mañana y la tarde (Figura 10). La mayoría de las veces, las formaciones más tempranas del día y las más intensas por la tarde se encuentran en las laderas y picos de las montañas. A medida que las nubes se desarrollan sobre las alturas, generalmente se extienden por los alrededores de niveles más bajos, generando nueva convección para afectar al buscador del eclipse. España no es inmune a tormentas eléctricas severas y grandes brotes convectivos, de carácter similar a los de Estados Unidos, y estos sistemas no están ligados a las laderas de las montañas. Las llanuras de las Mesetas florecen con estas formaciones cada vez que hay humedad e inestabilidad, y su previsibilidad es limitada.

Figura 10: Imagen satelital del 12 de agosto de 2009 que muestra nubes convectivas formándose sobre las laderas más oscuras y a lo largo de la costa norte. Imagen: NASA.

Los eclipses al atardecer desde las laderas pueden presentar una escena impresionante para el observador, pero los observadores se colocan en una posición precaria, esperando que el desarrollo de cúmulos no se convierta en un aguacero o tormenta que tape el sol. La disminución de la temperatura a medida que se acerca el eclipse eliminará parte de la energía que alimenta las formaciones, pero solo las más pequeñas desaparecerán; las nubes convectivas más grandes continuarán más allá del atardecer y hacia la noche. Probablemente sea una buena idea evitar terrenos boscosos si el pronóstico del día no es favorable.


Además de los sistemas meteorológicos que producen nubes y la inestabilidad, en el verano, España a veces se ve afectada por fuertes vientos del sur que transportan polvo sahariano y humedad extremadamente baja hacia la península. Tales “calimas” afectan más dramáticamente a las regiones del sur, a veces tiñendo el cielo de naranja y reduciendo las visibilidades a valores muy bajos. Otra forma de calima, que ahora se está volviendo más común, es la bruma creada por incendios forestales. Los observadores tendrían que estar relativamente cerca de un incendio forestal para bloquear la vista de un sol poniente, pero si el humo se extiende ampliamente, la vista del eclipse se verá afectada.

Facebook
Facebook
Instagram
Telegram
WhatsApp
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad